Ud. está aquíInicio / Bitácoras / Santiago Martín Bermúdez / Un joven pianista: el otro Szymanowski

Un joven pianista: el otro Szymanowski




PorSantiago Martín... - Publicado el 18 October 2012

Un joven pianista: el otro Szymanowski

Al joven y excelente pianista polaco Michał Szymanowski le han debido hacer bromas por dedicarse a la música teniendo ese apellido tan comprometedor. Es tal vez algo parecido al caso del compositor ruso Borís Chaikovski, del que nos hemos ocupado a veces en la revista Scherzo. Además, su nombre completo es compuesto, Michał Karol (léase, más o menos, Mijau Cárol). Caramba.

Nacido en Bydgoszcz en julio de 1988, Michał Karol es una promesa sobresaliente en el rico panorama musical de su país, esa Polonia que ha renacido y que ahora muestra con orgullo su nuevo rostro dinámico, no sé si jovial, pero sí rico en poderío, en legítimo orgullo. Este joven pianista está en ese momento en que se pasa de ser promesa a ser una palpable realidad. El pasado miércoles 17 de octubre brindó un recital impecable en el que acudió al inevitable y siempre esperado Chopin (Mazurcas op. 6), y a su “pariente” Karol Szymanowski  (Mazurcas op. 50), también a tres piezas del entrañable virtuoso, compositor y presidente del consejo de ministros polaco de la independencia, Ignacy Jan Paderewski. Pero entre esos tres polacos nuestro Szymanowski  tocó también los Tres Intermezzi op. 117, obra tardía de Brahms; y la Fantasía op. 28 de Scriabin, virtuoso y visionario. Las cualidades que desplegó el pianista son las necesarias para estos repertorios, que después de todo no están tan alejados: gran sentido de las dinámicas; ímpetu sin dejarse llevar por el gesto; introspección en determinadas piezas, sobre todo en el segundo de los Intermedios de Brahms; sentido y gran medida de los tempi, que cambiaban de manera que nos parecía natural, oculta su dificultad por la sutileza de una manerae tocar que basa el virtuosismo no sólo en el “salto mortal” sino sobre todo en el matiz: el color, el matiz, el susurro… que podía transformarse y crecer, llegado el caso, hasta saltar las dinámicas.

Ha sido un concierto en el bello salón de actos de la Academia Nacional de Medicina, en Madrid, organizado por la Embajada de Polonia con el apoyo del Instituto Polaco de Cultura y los Amigos de la música, los museos y las casas palacio. Dentro del Ciclo de Música en palacios. En tiempos de retroceso, estas iniciativas son siempre bienvenidas. Como será bienvenido Michał Karol Szymanowski cuando vuelva entre nosotros.

(Para escuchar: cdaccord.com.pl)