Ud. está aquíInicio / Scherzo / Año 32 / Scherzo, Septiembre 2017, Año 32, No. 332

Scherzo, Septiembre 2017, Año 32, No. 332


Baldur Brönnimann

Imagen Portada

NOTICIAS

22/11/2017 | Ha muerto Dmitri Hvorostovsky 
22/11/2017 | CRÍTICA / Al itálico modo 
22/11/2017 | El Cuarteto Quiroga, este fin de semana, en la Fundación Juan March 


DOSIER | Música y pensamiento (I)

Música y pensamiento (I)

La relación entre la música y el pensamiento se remonta a los albores de la historia. Tal como señala Stefano Russomanno en su ensayo sobre el número y el sonido en Pitágoras, “la música es la expresión más directa de la inteligencia matemática que rige el cosmos, y por tanto una puerta hacia la comprensión del todo”. No solo se trata de ‘pensar la música’, sino de entender la música como parte fundamental de los procesos de pensamiento.



ENTREVISTA | Baldur Brönnimann

Baldur Brönnimann

El director de orquesta suizo Baldur Brönnimann es un ciudadano del mundo. Tiene nombre islandés, formación inglesa y residencia madrileña. En la actualidad es titular de la orquesta de la Casa da Música de Oporto y de la Basel Sinfonietta. A estos compromisos se suman una agenda de actividades localizada espacialmente en el norte de Europa y una reciente grabación para el sello sueco BIS dedicada a Ligeti al frente del BIT20 Ensemble.



ENTREVISTA | Herbert Blomstedt

Herbert Blomstedt

El sueco-americano Herbert Blomstedt (Springfield, Massachussets, 1927) es el patriarca actual de los directores de orquesta, el de mayor edad en activo. Ha convertido su natural madurez en un nuevo esplendor. Mantiene colaboraciones con las quince mejores orquestas del mundo y dirige unos noventa conciertos al año. El pasado 11 de julio cumplió noventa años inmerso en una frenética actividad de conciertos por varias ciudades alemanas centrados en las sinfonías Cuarta, Quinta y Séptima de Bruckner.



OPINIÓN | El dedo envenenado

El dedo envenenado

Esto de ser director de orquesta es, en España, un sinvivir. Si no te nombran, mal. Si te nombran, de titular en algún puesto, quiere decirse, peor, porque no trabajas y como le decía Sergiu Celibidache a un alumno suyo que le escuchaba perplejo: “Usted lo que necesita es dirigir mucho”. “Pues sí, maestro. ¿Y de dónde saco la orquesta?”, le respondía él, que ahora tiene una y ha sabido aprovecharlo tras años de dificultad.