Ud. está aquíInicio / Scherzo / XXVIII / Scherzo,  Septiembre 2013, Año 28, No. 288

Scherzo,  Septiembre 2013, Año 28, No. 288


  Víctor Pablo Pérez, genio y figura para la   ORCAM

Imagen Portada

NOTICIAS

22/11/2017 | Ha muerto Dmitri Hvorostovsky 
22/11/2017 | CRÍTICA / Al itálico modo 
22/11/2017 | El Cuarteto Quiroga, este fin de semana, en la Fundación Juan March 


OPINIÓN | Orquestas y discos: aquí estamos

Orquestas y discos: aquí estamos

Cada mes de septiembre SCHERZO dedica su dosier a las temporadas de las orquestas españolas. Y de demasiado tiempo a esta parte pensando en si para la próxima temporada seguirán las mismas de la anterior. Esta vez es la Sinfónica de Baleares la que está en peligro, como el pasado año lo estuvo la de Extremadura, que al fin consiguió enderezar lo que parecía una deriva inevitable hacia su fin. Y la Filarmónica de Málaga la que ha de dar un cambio de rumbo a lo que parece también el inicio de una crisis mal gestionada.



ENTREVISTA | Víctor Pablo Pérez

Víctor Pablo Pérez

Víctor Pablo Pérez (Burgos, 1954) ha sido uno de los protagonistas del despegue de la música clásica en España a partir de los años ochenta y noventa del pasado siglo. Su trabajo en la Sinfónica de Asturias y, sobre todo, en las de Tenerife y Galicia, le ha hecho ser considerado como un gran hacedor de orquestas que desde esta temporada recala como titular en la ORCAM.



CON NOMBRE PROPIO | Rafael Frühbeck de Burgos

Rafael Frühbeck de Burgos

Cuando el 15 de septiembre Rafael Frühbeck de Burgos comience el día, una de las primeras obligaciones a cumplir será abrir una partitura. La rutina diaria siempre llega temprano, en este caso tratando de poner orden a una jornada que no tardará en recordar la llegada de los ochenta años. Cualquiera que conozca al director, y en el mundo son una verdadera multitud, adivinará la verosimilitud de la secuencia, pues más allá de lo coyuntural, por encima de cualquier otra razón, es la disciplina la que ha dado forma a una carrera de fondo, sin pausa, ante la que abruman los datos.