Ud. está aquíInicio / Scherzo / XXV / Scherzo, Septiembre 2010, Año 25, No. 255

Scherzo, Septiembre 2010, Año 25, No. 255


Andreas Scholl, equilibrio inteligente

Imagen Portada

NOTICIAS

17/11/2017 | Yago Mahúgo aborda la versión para fortepiano " Las Siete Últimas Palabras de Cristo en la Cruz" de Haydn 
17/11/2017 | Lang Lang cancela sus recitales en el Teatro Real y el Auditori de Barcelona 
17/11/2017 | Josu de Solaun vuelve al Festival de Piano Rafael Orozco de Córdoba 


ENTREVISTA | Gerard Mortier

Gerard Mortier

En su pequeño despacho de director artístico del Teatro Real, en un español voluntarioso y suficiente —el diccionario sobre la mesa no hace ninguna falta—, el directo y vehemente Gerard Mortier (Gante, 1943) parece tomarse la entrevista como un duro ejercicio de ataque y defensa. Quizá ha respondido demasiadas veces las mismas preguntas, quizá piensa que críticas y alabanzas casi nunca apelan a la verdad de su trayectoria sino a los intereses de los que las formulan. Y en su esgrima destacan dos virtudes: la pasión y la seguridad en sí mismo.



ENTREVISTA | Andreas Scholl

Andreas Scholl

Andreas Scholl, con su timbre aterciopelado y su naturalidad sobre el escenario, se convirtió desde el inicio de su carrera, en uno de los contratenores más importantes, no sólo de su generación, sino de la historia de su cuerda. Afronta cada concierto con seriedad y profesionalidad, pero ha sabido separar el mundo irreal del escenario de su vida privada que protege y que le ayuda a mantener el equilibrio que necesita para seguir.



OPINIÓN | Crédito y exigencia

Crédito y exigencia

En el presente número de SCHERZO, Gerard Mortier explica sus planes al frente del Teatro Real en la que va a ser su primera temporada como director artístico. Conoce bien cuáles son los frentes que tiene abiertos, dónde debe convencer al público y de qué forma —cuestión esta inevitable en quien gestiona una fuente de creación como es un teatro de ópera—, dejar la impronta de su paso por la casa. Las expectativas ante la nueva etapa que se abre en el coliseo madrileño son diversas, y unas más interesadas que otras.