Ud. está aquíInicio / Scherzo / XXIX / Scherzo, Febrero 2014, Año 29, No. 293

Scherzo, Febrero 2014, Año 29, No. 293


  Milos Karadaglic, la guitarra al poder

Imagen Portada

NOTICIAS

23/11/2017 | CRÍTICA / Magistral instrumento 
23/11/2017 | La compositora Raquel García-Tomás, premio "El Ojo Crítico" de RNE 
22/11/2017 | Ha muerto Dmitri Hvorostovsky 


DOSIER | Mercado y políticas culturales

Mercado y políticas culturales

El dosier que este mes ofrece SCHERZO a sus lectores quiere ser un repaso a la situación actual de la música clásica en España en un periodo marcado por una crisis de la que no va a ser fácil salir.



ENTREVISTA | Milos Karadaglic

Milos Karadaglic

Antes de que Milos Karadaglic (Montenegro, 1983) se convirtiera en el último superventas de Deutsche Grammophon, la guitarra clásica era una excepción en los programas de las grandes salas de concierto. Cuando no un incordio, toda vez que el Gran vals de Francisco Tárrega fuera tristemente popularizado como melodía para móviles.



OPINIÓN | Salvar lo necesario

Salvar lo necesario

La bien evidente realidad de que la crisis económica ha puesto, está poniendo en peligro los valores y los logros de la cultura, de la música clásica —de la creación al consumo— más en concreto, es el punto de partida del dosier que este mes ponemos en manos de nuestros lectores en un intento por aportar información y puntos de vista sobre un problema que, ni en su origen ni en su desarrollo, es sólo sectorial y que, por ello mismo, en su solución tampoco podrá serlo en exclusiva.



ENTREVISTA | Khatia Buniatishvili

Khatia Buniatishvili

Los 27 años le llegarán en junio, y ya se anota dos décadas de carrera. Para la georgiana Khatia Buniatishvili es fácil asumir riesgos, incluso encajar el título de pianista de moda, dispuesta a mostrar que su técnica y sus conocimientos trascienden cualquier calificativo. Como el de “fuerza de la naturaleza” que le dedicó el Evening Standard londinense. Si bien es cierto que su belleza centra las miradas desde que aparece en escena, también lo es que, cuando empieza a tocar, la música se encarga de capitalizar el milagro.