Doble concierto en Madrid de Riccardo Chailly con la Filarmonia della Scala

Doble concierto en Madrid de Riccardo Chailly con la Filarmonia della Scala

A

l asumir en 2015 la titularidad de la Filarmonica della Scala y en 2017 la dirección musical del principal coliseo milanés, la trayectoria de Riccardo Chailly dibujaba un recorrido circular. El director volvía a su ciudad natal, en la que movió sus primeros pasos como asistente de Claudio Abbado en el Teatro de la Scala, precisamente. Después empezó para él un periplo europeo que le encumbró como una de las grandes batutas de su generación al frente de la Sinfónica de la Radio de Berlín, primero, y más tarde de las orquestas del Concertgebouw de Ámsterdam y de la Gewandhaus de Leipzig.

Los días 23 y 24 de enero, Chailly y la Filarmonica de la Scala presentan un doble programa en el Auditorio Nacional de Madrid dentro de la temporada de Ibermúsica. El primer concierto se abrirá con el Concierto para orquesta de Bela Bartók y seguirá con los Cuadros de una exposición de Mussorgski en la orquestación de Ravel. El segundo concierto tendrá como protagonista a uno de los grandes amores de Chailly, Gustav Mahler, de quien el director milanés realizó hace años una notable integral discográfica al frente de la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam. Del compositor austríaco, la Filarmónica de la Scala ofrecerá en Madrid su Sexta sinfonía, quizá una de las más complejas desde el punto estrictamente interpretativo.