Ud. está aquíInicio /  Septiembre 2013 / Opinión / Orquestas y discos: aquí estamos

Orquestas y discos: aquí estamos



Orquestas y discos: aquí estamos

Cada mes de septiembre SCHERZO dedica su dosier a las temporadas de las orquestas españolas. Y de demasiado tiempo a esta parte pensando en si para la próxima temporada seguirán las mismas de la anterior. Esta vez es la Sinfónica de Baleares la que está en peligro, como el pasado año lo estuvo la de Extremadura, que al fin consiguió enderezar lo que parecía una deriva inevitable hacia su fin. Y la Filarmónica de Málaga la que ha de dar un cambio de rumbo a lo que parece también el inicio de una crisis mal gestionada. En todos los casos, el desencuentro entre política y cultura aparece como elemento común. Eso y la explicación torticera de que los recortes han de llegar a cualquier parte y que, al fin y al cabo, una orquesta no es imprescindible para una comunidad.

Y precisamente eso es lo que habría que negar rotundamente. Una orquesta es tan imprescindible para una ciudad como un museo o como un teatro y, desde luego, más que un equipo de fútbol de primera división. Lo que hay que hacer es implicar a todos —y sobre todo a quienes no creen en ello— en esa necesidad. Y mantener al público fiel mientras se atrae al nuevo. Y en eso tienen una importancia capital, cada vez mayor, los maestros que se hacen cargo de esas orquestas. Y nos van a permitir que en este editorial hagamos referencia muy especial a uno de ellos, José Ramón Encinar, que ha estado trece años al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid y que cede su puesto a partir de la temporada que empieza a Víctor Pablo Pérez, el artífice de la creación y el desarrollo de dos de las mejores orquestas españolas: la Sinfónica de Tenerife y la Sinfónica de Galicia, dos formaciones periféricas en cuanto a su situación respecto a la otrora centralizada vida cultural española y que, también por eso, representan el enorme salto dado por la música en nuestro país. Encinar ha hecho crecer a una orquesta que, a pesar de la competencia de las dos clásicas capitalinas —la ONE y la Sinfónica de la RTVE, con la Sinfónica de Madrid definitivamente asentada en el foso del Real—, ha conseguido consolidarse a base de la evidente personalidad de su programación —imagen de la de su maestro—, de su versatilidad y de una capacidad de trabajo a veces casi inverosímil. La llegada de Víctor Pablo Pérez —que cuenta sus planes en la extensa entrevista que aparece en este número de SCHERZO— se produce tras un proceso de sucesión muy bien articulado en el tiempo, suave y sin problemas entre dos directores españoles.

Excelente noticia también la designación de David Afkham como “director principal” —no titular, cuestión suponemos más administrativa que otra cosa— de la Orquesta Nacional de España, en la línea de otras formaciones que han apostado —como la Sinfónica de Galicia con Slobodeniouk— más por el crecimiento conjunto de una orquesta y un maestro que por la recepción por parte de aquélla de la experiencia de éste, fórmula que ha sido, sin embargo, la preferida por la Sinfónica de Navarra para fichar a ese magnífico músico que es Antoni Wit. La próxima debiera ser también la temporada de la consolidación de Rossen Milanov en la OSPA, Andrea Marcon en la Orquesta Ciudad de Granada, Paul Daniel en la Real Filharmonía y Michal Nesterowicz en la Sinfónica de Tenerife. Mientras, la Sinfónica de Euskadi sigue buscando sucesor para Orozco-Estrada, la Sinfónica de Castilla y León para Lionel Bringuier y la Sinfónica de Bilbao hará lo propio tras la anunciada no renovación de su titular, Günter Neuhold. Tarea no fácil para sus responsables que deberán fichar bueno y barato. Por su parte, Pedro Halffter permanecerá tres años más con la Filarmónica de Gran Canaria.

Y un párrafo final para una alegría en tiempos de zozobra. Y es que cinco grabaciones españolas y de intérpretes españoles se han ganado este mes la calificación de Excepcional con la que nuestra revista distingue a las mejores: Jordi Savall, Rosa Torres-Pardo y el Cuarteto Bretón, Alberto Martínez Molina, Fahmi Alqhai y Josetxu Obregón, como intérpretes, y Alia Vox, Columna Musica, Arsis y Glossa como sellos. Son ellos los artífices, esta vez, de que volvamos a comprobar que la calidad de las propuestas artísticas españolas merece un escenario que no hable solamente de crisis y recortes sino de autoestima sin complacencia, de ganas de mostrar que seguimos vivos y de impulso, a pesar de los pesares, hacia un futuro que a veces parece imposible.

(Editorial publicado en la revista Scherzo nº 288, septiembre de 2013)


En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 3,50 Euros) o en papel (precio: 7 Euros) así como cualqiera de las tres secciones en la que la hemos dividido: Dosier, Discos y Actualidad (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 35 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter