Ud. está aquíInicio / Enero 2015 / Reportaje / Orfeón Pamplonés

Orfeón Pamplonés



Orfeón Pamplonés

El 19 de marzo de 1865 tuvo lugar en Pamplona un hecho extraordinario que marcaría el devenir sociocultural de la ciudad. Ese día, bajo la dirección de Joaquín Maya, ofreció su primer concierto el Orfeón Pamplonés, sociedad coral nacida por impulso de once socios suscriptores, presididos por Conrado García. Sus fines fundacionales no eran otros que “Difundir la instrucción musical entre los obreros, y robustecer su moralidad para que la gloria y buenas costumbres de Navarra resalten con todo su esplendor y en todas ocasiones”, tal y como se expresaba en la Memoria Artística de 1892. El mismo año en que el Orfeón, bajo la presidencia de Fidel Maya —reorganizador en 1890 del definitivo Orfeón tras un lustro de silencio—, nombraba presidente honorario a Pablo Sarasate, y el mismo también en que la coral ganaba en Bilbao el Concurso Nacional de Orfeones, Bandas y charangas.

El Orfeón Pamplonés contó en el comienzo de su andadura con el joven Julián Gayarre, que siempre recordó la instrucción en él recibida y la apuesta por potenciar su formación, como informaba La Correspondencia de España en la edición del 4 de octubre de 1865. “El Orfeón Pamplonés ha mandado al Conservatorio de Madrid a uno de sus alumnos; el tenor Sebastián (Julián) Gayarre (…) humilde artesano a quien el Orfeón ha colocado en vías de ser un notable artista, representará donde quiera que se halle a ese mismo Orfeón, que le recordará su origen”. Así fue: Gayarre siempre manifestó su agradecimiento por aquel gesto. Lo testimonia una carta enviada cuando se encontraba en la cima de su carrera, segada prematuramente por la muerte. “La guardamos entre los trofeos. Está escrita desde el Hotel des Bains de Mónaco, y en ella comunica una donación en efectivo a la Institución, al tiempo que se ofrece a ampliar la suma si fuese necesario”. Explica Igor Ijurra, desde 2005 Maestro Director del Orfeón.

Nacido en Etxarri Aranatz, Ijurra, licenciado en derecho por la Universidad de Navarra, es titulado en Canto, Solfeo, Teoría de la Música y Transposición y Acompañamiento por el Conservatorio Superior Pablo Sarasate y Titulado Superior en Dirección de Coros por la Escuela Superior de Música del País Vasco. Además, continúa formándose en dirección de orquesta. Dirigió la coral de su localidad natal antes de desembarcar en el Coro de Voces Graves de Pamplona. A pesar de no haber sido orfeonista, siempre tuvo claro que para él, como para cualquier navarro “el coro de referencia es el Orfeón Pamplonés”. Ijurra medía su talla hace unas semanas debutando como preparador invitado frente a un conjunto profesional de la talla del Coro de RTVE. Enfrentándose, también por primera vez, al exigente Oratorio de Navidad de J. S. Bach “con excelentes criterios musicales y una buena técnica de trabajo. Más, teniendo en cuenta que sólo ha contado con una semana para preparar una obra de semejante envergadura” comenta Javier Velasco, miembro del coro madrileño, que además destaca “su trato personal, su cercanía y su amabilidad”.

Entre las metas fijadas por Ijurra está su interés en potenciar el repertorio del Orfeón, siendo consciente de las dificultades que entraña porque, dice, “Dependemos de lo que quieran los maestros y los programadores, que tienden hacia el gran repertorio para, viendo la caída de audiencia en los últimos años, no perder público. Pocas veces se establece un diálogo en que se pueda proponer desde el coro. Ha pasado con Ernest Martínez Izquierdo en su etapa con la Sinfónica de Navarra, que nos permitió hacer, por ejemplo, Styx de Giya Kancheli, obra que posiblemente en España no haya hecho nadie. También con Juanjo Mena cuando estaba en Bilbao. Después de hacer el Réquiem alemán en 2006 le mostré veinte partituras para elegir. Inmediatamente apartó el Elías de Mendelssohn, una de las que yo llevaba como posibles”.

Elías, en el pasado caballo de batalla del Orfeón, habría sido un título perfecto para los cuatro conciertos en la gira con Vladimir Jurowski y la London Philharmonic que, tras arrancar el día 24 de este mes en el Royal Festival Hall de Londres —finalmente con el Réquiem de Verdi—, les llevará una semana después al Auditorio Nacional de Madrid dentro de la temporada de Ibermúsica, la más prestigiosa de nuestro país. Seguidamente, a Pamplona, inaugurando en el Teatro Baluarte el mes de febrero para, dos días más tarde, concluir la primera escapada internacional del año en el Théâtre des Champs Élysées de París. También apoyó en la introducción de obras nuevas Rafael Frühbeck de Burgos, una batuta por la que todos los orfeonistas profesan devoción. (...)

Juan Antonio Llorente

(Comienzo del reportaje publicado en el nº 303 de Scherzo, enero de 2015)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 4 Euros) o en papel (precio: 7,50 Euros) así como cualqiera de las tres secciones en la que la hemos dividido: Dosier, Discos o Actualidad (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 40 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter