Ud. está aquíInicio / NECROLOGÍA / Yagüe en el recuerdo

NECROLOGÍA / Yagüe en el recuerdo


Andrés Ruiz Tarazona

La muerte del compositor Alejandro Yagüe el pasado 28 de agosto, a los 70 años de edad, supone un duro golpe a la música castellana y española, pues sus composiciones trascienden lo local para entrar en el ámbito superior de nuestra música.

Nacido el 27 de febrero de 1947, Yagüe estudió en los Conservatorios de Burgos, Valladolid y Madrid.  En la capital española tuvo, entre otros profesores, al pianista Pedro de Lerma, a los compositores Antón García Abril y Francisco Calés Otero, y al director de orquesta Enrique García Asensio.  Completó su formación en Italia con Goffredo Petrassi (1904-2003) y Franco Donatoni (1927-2000), en la Academia Santa Cecilia de Roma y en la Chiggiana de Siena, por la que tantos músicos españoles han transitado.  El año 1974 fue becario del V Curso Manuel de Falla de Granada en la especialidad de director de coros; su obra coral desde entonces, ha sido uno de los aspectos más llamativos en la obra del maestro burgalés, a partir de sus seis Cantos firmus, Utrum sidera, Primera lluna, Segunda lluna, Gaviotas, numerosos coros religiosos en latín, y canciones populares españolas.

En 1974 gana el Premio Manuel de Falla de Cádiz con su cuarteto de cuerda titulado Cuarteto en negro.  En Alemania llevó a cabo, con una beca, estudios de dirección de orquesta en Munich el año 1978 y poco después de música electrónica en Colonia, una buena manera de acercarse a la música de su tiempo. Desde 1988 ejerció la Cátedra de Composición en el Conservatorio Superior de Salamanca. Por entonces ponía fia a su Sinfonía núm. 2, Gadea y poco después a su Sinfonía núm. 3, Musses sein? (cita del beethoveniano "¿Necesario es?" y su respuesta "!Es necesario!"). Posteriores son otras obras orquestales como Canción de la noche o Arrebolada.  Ha cultivado también el maestro Yagüe la música de cámara en muy variadas combinaciones instrumentales, así como la electrónica.  Entre sus obras de cámara tituladas Confidencial, hay una para guitarra y entre las de piano destaca Halley (1988), grabada en Londres para el sello ASV por la pianista madrileña María Garzón.  El propio compositor nos dice que Halley es la primera de una serie que muestra su preocupación por crear una forma musical que tardará varios años en completarse….y pone en evidencia una característica constante en la música de piano española, cual es la atención al timbre y al color.

Son numerosos los premios obtenidos por Yagüe, entre ellos el Premio Arte por su obra Anello que rimane en Córdoba, el año 1978. Su trabajo en la Colección de Cantos populares burgaleses, así como su trabajo para completar la orquestación de la hermosa ópera de Antonio José El mozo de mulas.

Esta ópera cervantina inacabada a causa del inicuo asesinato de su autor, convierte a Alejandro Yagüe, como a su biógrafo Miguel Ángel Palacios Garoz, en digno heredero del insigne compositor burgalés. Muy pronto tendremos ocasión de escucharla y de asistir a su representación.