Ud. está aquíInicio / NECROLOGÍA / Pierre Henry, padre de la música concreta

NECROLOGÍA / Pierre Henry, padre de la música concreta


Tenía 89 años y siguió luciendo hasta el final ese aspecto de Papá Noel cabreado que la daba un aura a la vez venerable e inquietante. Llevaba más de setenta en esto de la música, aunque su puesta de largo se produjo con la obra Sinfonía para un hombre solo, de 1950, composición electrónica escrita en colaboración con Pierre Schaeffer, que supuso el punto de partida de lo que sería una de las tendencias fundamentales en la música de la segunda mitad del siglo XX, la llamada música concreta, o música elaborada a través del tratamiento electrónico de los sonidos.

Henry fue alumno de Nadia Boulanger y Olivier Messiaen en el conservatorio de París, y con el tiempo devino maestro e icono de varias generaciones de músicos, entre ellos algunos de los más importantes autores de pop-rock. Su vasta producción contiene además una decisiva faceta dedicada a la música de danza; sus colaboraciones con el coreógrafo Maurice Bèjart fueron justamente míticas, destacando entre ellas la Misa para el tiempo presente, estrenada en Aviñón en 1967, cuyo fragmento Psyché Rock otorgó a Henry una popularidad rara vez alcanzada por un autor de música contemporánea. Henry colaboró también con otros grandes coreógrafos, como George Balanchine, Merce Cunnigham o Carolyn Carlson, así como con cineastas y artistas plásticos.

Su última obra importante, estrenada en la Cité de la Musique de París en otoño de 2012, se titula Le fil de la vie (El hilo de la vida), y representa una suma espiritual del universo creativo del compositor, que la presentó con estas palabras: "En mi trabajo, los juegos frente al micrófono, los ritmos y los gritos, todo ese lenguaje expresivo recorre como un hilo la gama de mis estados corporales y sentimentales en el curso de la vida". Ese hilo vital se acabó de quebrar el pasado 5 de julio en el Hospital Saint Joseph de París, aunque sin duda seguirá reverberando en el espacio electroacústico de las eternidades simultáneas.