Ud. está aquíInicio /  Diciembre 2014 / Entrevista / María José Montiel

María José Montiel



María José Montiel

María José Montiel se encuentra en un momento especialmente “dulce” como artista, en el que está recogiendo los frutos de muchos años de esfuerzo y de trabajo que la han convertido en una de las voces españolas con mayor reconocimiento, dentro y fuera de nuestras fronteras. Eso lo demuestra una agenda llena de compromisos al más alto nivel, que tan sólo en este mes de diciembre se abre con su presentación en el National Centre for the Performing Arts de Pequín con su personaje fetiche, Carmen —en la producción de la Royal Opera House dirigida por Francesca Zambello— y termina con más funciones de la gitana de Bizet en Israel dirigidas por Zubin Mehta, y que coinciden con la aparición de dos grabaciones —muy diferentes— en el mercado, el primero de los cuales ya ha sido publicado, El día que me quieras, como el célebre tango de Carlos Gardel que abre el disco. Tras su reciente éxito en la Carmen madrileña del pasado mes de octubre, volveremos a verla en el Teatro de la Zarzuela con su presentación en el Ciclo de Lied el próximo 2 de febrero. A pesar de todos estos éxitos, María José Montiel sigue manteniendo el mismo entusiasmo radiante y la luminosidad en su rostro de la estudiante de música que a los veinte años no se perdía ni un solo concierto en el Teatro Real o una ópera en el Teatro de la Zarzuela.

¿Cómo se siente María José Montiel en este momento, vocal y artísticamente?

Tengo que decir que, en la actualidad, me siento absolutamente centrada en mi repertorio, en un espléndido momento artístico y vocal. Aunque ya desde el principio de mi carrera había ido a Australia, a Japón, Estados Unidos… puede decirse que la gran proyección internacional, con los mejores directores y en los teatros más prestigiosos, la he construido en los últimos catorce años y estoy muy satisfecha de esta etapa, tanto vocal como artísticamente.

¿Cuáles son sus preferencias musicales en el ámbito del oratorio y el repertorio sinfónico- vocal?

He cantado mucha música francesa —que me encanta—, porque soy una enamorada del arte del país: la poesía, la pintura… Creo que Debussy ha sido el compositor que más ha influido en el siglo XX. París era el centro del arte a nivel mundial a principios de siglo. Siempre procuro interpretar música francesa, no sólo en recitales, sino también en concierto: las Nuits d’été de Berlioz, Scheherezade de Ravel, que es una de las cosas que más me han gustado cantar porque es una oda al color, a la fantasía… He hecho también muchísimo Mahler. Creo que mi voz se adapta enormemente a su música. El año pasado hice la Segunda Sinfonía en el Teatro San Carlos de Lisboa y con la Orquesta Verdi de Milán —un conjunto con el que colaboro desde hace tantísimos años—, y esta temporada me han invitado en los dos sitios para cantar la Tercera. Hice también Das Klagende Lied en Milán. Y la Octava en la Ópera de Varsovia, que fue una experiencia espiritual hasta límites insospechados, en medio de las mil personas en aquel teatro tan inmenso y fantástico. Como además he vivido en Viena, el postromanticismo me fascina. Y la figura de Mahler es tan filosófica, tan atormentada, con esas inquietudes… y en sus obras plasma todo eso. He cantado más de ochenta veces el Réquiem de Verdi en todo el mundo, con grandes directores pero sobre todo con Riccardo Chailly, en Viena, Fráncfort, Milán, en una gira larguísima por Japón, etc. Es, sin duda, una de mis obras favoritas. Cuando lo interpreto, siento que la belleza y la fuerza de su música transciende la propia obra de arte para convertirse en una meditación sobre la vida y la muerte. También he cantado la Misa solemne de Rossini, con ese Agnus Dei que es uno de los momentos más gratificantes para una mezzo. Le estoy enormemente agradecida por haberlo escrito.

Chailly es el maestro con el que más ha trabajado.

Sí, puede decirse. He hecho también con él el Stabat Mater de Rossini, y con su orquesta la Rapsodia para contralto de Brahms que es una obra increíblemente bella que dirigió Romano Gandolfi, una de las personas a las que más he querido, junto con Miguel Zanetti y Xavier Montsalvatge. Uno de los conciertos que guardo siempre en mi recuerdo fue cuando debuté sus Cinco canciones negras con la Orquesta Filarmónica de Helsinki y ese gran maestro que es Miguel Ángel Gómez Martínez. Todos ellos fueron grandes hombres, con una enorme sabiduría de la vida, con los que he tenido la inmensa suerte de haber compartido hermosas vivencias, tanto musicales como personales. Así como también con Francisco Nieva, con quien tuve el privilegio de trabajar en La vida breve que reinauguró el Teatro Real. Me siento feliz y satisfecha por todo lo que he vivido en estos últimos años, en los que han ocurrido cosas que han traspasado todo lo que podía imaginar.

Últimamente se ha convertido en una de las cantantes predilectas de Zubin Mehta.

Tuve el enorme privilegio de cantar por primera vez en Valencia cuando me dirigió en la Medea de Cherubini. Mehta es para mí un maestro “solar”, alguien que ayuda a los cantantes, es un hombre grande, como lo es su música, y su enorme generosidad se refleja en ella. Es un privilegio cantar ahora con él esta Carmen en Israel —que interpretaré este mes y el próximo mes de marzo—, y también me dirigirá en Un ballo in maschera en julio de 2015. Me hacen muchísima ilusión estos proyectos. (...)

Rafael Banús Irusta
(Comienzo de la entrevista publicada en el nº 302 de Scherzo, diciembre de 2014)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 4 Euros) o en papel (precio: 7,50 Euros) así como cualqiera de las tres secciones en la que la hemos dividido: Dosier, Discos o Actualidad (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 40 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter