Ud. está aquíInicio / Noviembre 2015 / Opinión / Música y ciudadanía

Música y ciudadanía



Música y ciudadanía

El dosier de este número de SCHERZO se titula ¿Quién escucha música clásica? Y va de eso, de analizar los distintos aspectos que ligan a quien va a un concierto con aquello que se le ofrece, la relación entre una demanda que hay que cuidar y una oferta que ha de cuidarse. Es el tema musical de nuestro tiempo, el asunto a resolver, el que nos hace pensar que nos jugamos la sucesión de un público que somos nosotros mismos. Y un tema en el que no todos los aficionados asentados piensan que el fin justifique los medios. Pero seguramente todos estaremos de acuerdo en que también el oyente sufre su propia crisis, esa crisis de escucha que se produce cuando el ruido que nos rodea no es precisamente música, cuando los medios de comunicación ignoran la música que nos gusta, cuando lo trivial lo invade todo y el momento del concierto no acaba de encontrar su lugar en una vida demasiado frenética por no decir demasiado compleja.

A veces damos tantas vueltas a la necesidad de encontrar nuevos públicos que tenemos la sensación de repetirnos demasiado, de no acabar de resolver el problema del futuro e, incluso, de abandonar a su suerte a los ya convencidos, a esa generación media, o ya hasta un poco mayor, que se forjó por sus propios medios una afición primero y un conocimiento después. Los lectores madrileños seguramente le pondrán nombre: la Generación del Festival Mozart. Y los de otros lugares seguro que se reconocen en alguna revelación común o en el nacer de las estupendas orquestas de que hoy disfruta nuestro país.

Y luego están esos otros públicos que llamaríamos ajenos,  a los que la música ha dejado aparte o que han tenido que dejarla por circunstancias más o menos dolorosas. Los programas del CNDM en colaboración con Música en Vena, o el convenio firmado entre ABAO-OLBE y el Hospital Universitario de Cruces son también muestras de cuánto queda por hacer en un país en el que la música no ocupa el lugar que debe en la vida de sus ciudadanos. Porque, en definitiva, es la educación —esa que debe enseñar que la cultura es también un ejercicio de ciudadanía y por eso fue suprimida en su día por el Gobierno de la nación— lo que debe hacer de la música un elemento imprescindible de conocimiento y de goce. También para aquellas personas con capacidades diversas que, gracias a la colaboración entre la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas, Plena Inserción y la Fundación BBVA van a ser protagonistas de una aventura musical insólita.

Los intentos por resolver la crisis de la escucha han sido muchos y lo seguirán siendo pero son necesarios. La parte de la iniciativa pública va de suyo en nuestra Europa de la cultura como derecho. Pero la iniciativa de lo privado es cada vez más importante. En ese aspecto, de nuevo la Fundación BBVA —y dejando aparte, noblesse oblige, la colaboración que presta a esta revista— es la punta de lanza de ese intento por cambiar las cosas. Su última propuesta es el ciclo El mundo de ayer, donde se dan cita músicas de la modernidad del siglo XX, no de esa vanguardia un tanto dictatorial sino de las que hoy se han redimido ellas solas, a través de un hilo narrativo que no las priva de su realidad sino que pone de manifiesto la virtualidad con que nacieron, su cómo, su cuando y su irradiación. Y una de las bondades de la idea es la naturalidad con que se plantea, su —para entendernos— no apariencia de proyecto pedagógico para adultos que se une a otro elemento fundamental: la relación con otras artes sin hacer de la música materia vicaria sino esencial.

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 4 Euros) o en papel (precio: 7,50 Euros) así como cualquiera de las secciones en la que la hemos dividido: Dosier o Discos (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 40 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter