Ud. está aquíInicio / Música en Segura: un festival de "delicatesen musicales" que cierra su cuarta edición con más de 4.100 asistentes

Música en Segura: un festival de "delicatesen musicales" que cierra su cuarta edición con más de 4.100 asistentes


"Me gusta hablar de este festival como un festival de delicatesen musicales, unas exquisiteces que no son despampanantes y que tienen sus imperfecciones, igual que Segura", así se expresa el director del Festival de Música en Segura, Daniel Broncano, en una entrevista con SCHERZO con motivo de la quinta edición del festival, que se ha celebrado el pasado fin del semana y de la cual Broncano dice sentirse "muy contento".

Este año, más de 4.100 personas han llenado las atípicas "salas de conciertos" en las que se lleva a cabo el festival, que tiene lugar en el pequeño pueblo de Segura de la Sierra (Jaén), a 1.200 metros de altitud y que solo cuenta con 150 habitantes. Almazaras, baños árabes o incluso en plena montaña, estas son algunas de las localizaciones en las que se han desarrollado los más de diez conciertos de esta 5ª edición del festival.

"Para mí es un placer ver que todo el aforo de la sala está completo para un concierto con obras como el Trío en Sol de Smetana o el Cuarteto para el fin de los tiempos de Messiaen, que no son las más inmediatas y espontáneas. Eso es un trabajo insistente de varios años de crear público, de un público que al final disfruta de una programación que en realidad no es nada fácil", asegura Broncano, que de pequeño, cuando estudiaba clarinete, veía desde su habitación Segura y que al marchar a Londres ideó de este proyecto.

El Dudok Kwartet Ámsterdam, el Trío Rodin, la soprano japonesa Mamie Matsuda, el cantautor argentino Gabo Ferro o el pianista de jazz Albert Sanz son algunos de los nombres que han participado este año en el festival, que "por fin" han empezado a crear un "equipo profesional" para desarrollar y llevar a cabo todo este entramado musical. 

"El primer año yo ponía un ladrillo para colocar los focos... Mi padre y mi madre me ayudaban con todo… Este año, durante el festival, hemos sido ya nueve personas", explica Broncano, quien asegura sentirse "muy arropado" con el equipo, que hace que la producción "esté muy bien", aunque también recuerda que "todavía tenemos que darnos muchas carreras y afianzar nuestro músculo administrativo".

El festival de Música en Segura está aún por descubrir, pero lo que su promotor tiene claro es que el público acude "porque quiere explorar formatos e iniciativas nuevas" y que, ante todo, la prioridad es mantener el esprítu de estas jornadas musicales, aunque no descarta expandirlo en el tiempo y que haya dos dos eventos al año para que esto "redunde en la creación de música y en Segura".  

"Lo que no quiero es que esto se convierta en una cosa más multitudinaria de lo que es, principalmente porque Segura no cabe mucha gente. Y ese es precisamente es su encanto", concluye.