Ud. está aquíInicio /  Diciembre 2013 / Entrevista / Leticia Moreno

Leticia Moreno



Leticia Moreno

Leticia Moreno (Madrid, 1985) irradia felicidad. Felicidad y pasión. Habla de su vida y de su trabajo con un entusiasmo desbordante desde la intuición de una madurez que asoma. En pleno arranque de su gira europea como ganadora del premio Echo Rising Star, que le llevará durante toda la temporada de Budapest a Londres, de París a Estocolmo pasando por Milán,  Lisboa, Ámsterdam, Bruselas, Atenas o Barcelona, la violinista ha presentado Spanish Landscapes, un disco con repertorio español que ha patrocinado la Fundación BBVA, publicado Deutsche Grammophon para el mercado internacional y en el que descubre y nos descubre un repertorio que no merecía el olvido. Del disco, de su carrera, de su música y de ella misma Leticia Moreno ha hablado con SCHERZO.

(...) ¿Cómo surge Spanish Landscapes?

El título es lo último y me lo propone un amigo. La idea empieza cuando acabábamos de inaugurar temporada en Juventudes Musicales con el Concierto de Mendelssohn y Zubin Mehta. Tengo una semana libre, aparco el violín, me meto en la cama, empiezo a leer y a documentarme y a mirar internet y a llamar a amigos como Miguel Angel Marín o Alfonso Aijón para preguntarles sobre repertorio violinístico español. Supongo que quería ahondar en mis raíces de una manera instintiva. Ahora creo saber por qué lo hacia pero entonces quizá no. Me decían que no había nada para el violín pero al encontrarme con la Sonata de Granados me invadió una alegría por todo el cuerpo. Es lo que desencadena el proyecto. Yo estudiaba también las músicas inspiradas en García Lorca y de repente me encuentro con la Sonata de Granados y el Poema de una Sanluqueña de Turina, que me da vergüenza no conocer de antes.

Pero es que nunca se toca.

Y no me lo explico, porque todos los que lo escuchan se quedan fascinados. El caso es que me encontré con las dos obras y pensé que había que grabarlas y darlas a conocer. Primero se las envié a Ana María Vera y luego a David Takeno que es a quien consulto cuando estoy perdida.

Y que también fue su profesor.

Vive la música de una manera muy sana y muy feliz, y tiene tanta sabiduría… No sé si más que los otros tres profesores que tuve juntos… En fin, que empiezo a mandar estas obras a mis personas queridas y le propongo a la Fundación BBVA y a Deutsche Grammophon empezar un proyecto para rescatar parte de nuestro patrimonio cultural español. Y se vuelcan inmediata y absolutamente en él y lo apoyan a fondo, es como un click instantáneo. Para mí esto es un comienzo. Sólo con investigar un poco he encontrado obras maravillosas y no se ha hecho antes porque otros violinistas no habrán tenido esta oportunidad.

Y a eso se añade la gira que le lleva estos meses por toda Europa.

La gira tiene que ver con haber ganado el premio Echo Rising Star. Eso ha hecho que el proyecto sea redondo, que coincida la gira con el disco, que es un proyecto internacional de Deutsche Grammophon concebido en España, apoyado por una fundación española y que me alegra tanto por los compositores como por mí misma. El proyecto está yendo muy bien, está siendo recibido con el respeto que merecen obras tan grandes como estas.

En el disco hay arreglos de Kreisler o de Kochanski y algunos hechos por usted misma.

Los míos no tienen ninguna importancia. Son arreglos que no arreglan nada, simplemente ayudan a que haya un equilibrio en el programa entre obras más y menos conocidas. Lo que más me interesa es la Sonata de Granados, el Poema de Turina y la Sérénade a Dulcinée de Ernesto Halffter, que es una joyita. Cuando decido incluir la Danza nº 5 de Granados conozco dos arreglos, entre ellos el de Kreisler, pero me parece que son muy poco fieles a Granados. Sin criticar, porque Kreisler es genial, pero para esta danza yo quería Granados sin diluir, lo más puro posible, así que no hay ni arreglo ni nada. Le dije a Ana María que yo tocaba una voz y ella la otra, y luego ella y yo acompaño. Se trataba de mantener el sabor original del autor. Y con Lorca, me enamoré de la Nana de Sevilla y quería incluirla sí o sí. (...)

¿Por qué eligió a Ana María Vera como su pianista?

Es una pianista muy especial, única. Nos conocimos hace ocho o nueve años en Londres y allí tocamos en el Wigmore Hall y luego tuvimos un reencuentro en su proyecto Bolivia Classics. Ella es medio boliviana y, por cierto, hace un pisco sour inolvidable. Bolivia Classics es un poco como fue el Sistema venezolano en sus comienzos. Siempre hemos estado cerca y lo seguiremos estando. Para este proyecto era mi pianista ideal y lo será para muchos otros. Tiene una técnica excepcional y confío en lo que hace. Respiramos juntas unas veces y otras veces no, pero siempre confío en ella. No tengo que pensar en cómo vamos. No creo que pudiera haber encontrado una pianista mejor para este disco.

Luis Suñén
(Extracto de la entrevista publicada en el nº 291 de Scherzo, diciembre 2013)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 3,50 Euros) o en papel (precio: 7 Euros) así como cualqiera de las tres secciones en la que la hemos dividido: Dosier, Discos o Actualidad (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 35 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter