Ud. está aquíInicio / La Tempestad en el Museo del Prado

La Tempestad en el Museo del Prado


14-XI-2018.- Con motivo de la celebración del bicentenario del Museo del Prado, la agrupación orquestal de música antigua La Tempestad, dirigida por Silvia Márquez, ofrecerá un concierto el próximo 16 de noviembre a las 19:00 horas en el auditorio del Museo, bajo el título "Circa 1819. Música en torno a la fundación del Museo del Prado", en el cual la agrupación musical estará acompañada por los solistas Guillermo Turina (violonchelo) y Olalla Alemán (soprano).

El programa estará integrado por estrenos de obras relacionadas con la época en la que se fundó el Museo y con sus protagonistas, destacando el estreno de una de las cuatro sinfonías compuestas por la infanta María Luisa de Borbón, un caso excepcional de mujer compositora que hasta ahora había pasado inadvertido y de la cual el Museo del Prado conserva tres retratos fechados entre los años 1800 y 1815.

De relevancia similar es la recuperación del primer concierto para violonchelo compuesto en España, obra de Francisco Brunetti, hijo del afamado compositor Gaetano Brunetti, de quien heredó el puesto de director musical de la Real Cámara; y de algunas arias compuestas para la reina María Isabel de Braganza por su maestro de música Marcos Portugal. Fue precisamente María Isabel de Braganza quien impulsó la creación del Museo de Prado, aunque no viviera para asistir a su inauguración.

Por último, el programa se completará con la Sinfonía en Re mayor K. 203, de Wolfgang A. Mozart y un aria de la ópera Il Barbiere di Siviglia, de Gioachino Rossini, compositores que tuvieron un gran impacto en la vida musical española durante los años de creación del Museo. De hecho, la Sinfonía de Mozart fue copiada para su interpretación en la Real Cámara de Carlos IV, a quien le apasionaba la música instrumental.

En el caso de Rossini la importancia de la obra escogida reside en su estrecha vinculación con España, además de ser uno de los títulos más representados en la colección musical de Palacio, donde se conservan tanto arias y dúos independientes como adaptaciones para pianoforte, instrumento que estaba de moda en la época y el cual varios miembros de la familia real tocaban.