Ud. está aquíInicio / Octubre 2018 / Opinión / Imaginación

Imaginación



Imaginación

Nuestro anterior editorial iba de orquestas y, a la vista de las últimas noticias, se hace necesario volver sobre el tema. Primero para felicitarnos por la decisión de la Oviedo Filarmonía de nombrar como su director titular a Lucas Macías Navarro, onubense de cuarenta años, antiguo oboe solista de la Concertgebouw y de la Orquesta Mozart y asistente de Daniel Harding en la Orquesta de París. Macías Navarro está en las puertas de la madurez y es un músico contrastado internacionalmente que, sin embargo, está aún creciendo como director de orquesta. Que la Oviedo Filarmonía se decida a hacer lo mismo junto a su nuevo titular es una muestra de buen sentido. La formación ovetense necesita ese despegue cualitativo y una cara nueva y fresca en estas lides puede ser el mejor aliciente para ello. Por su parte, Manuel Hernández Silva simultaneará la titularidad de la Filarmónica de Málaga con la de la Sinfónica de Navarra. Desde que Víctor Pablo Pérez hiciera lo propio con Sinfónica de Tenerife y Sinfónica de Galicia no se habían visto estos no siempre fáciles dobletes, tan habituales cuando se trata de formaciones de países distintos, entre nosotros.   

Otra novedad en el ambiente musical ha sido el nombramiento de Manuel Ventero como nuevo gerente de la Orquesta y Coro de Radiotelevisión Española en sustitución de Mikaela Vergara. No ha tenido Ventero ninguna vinculación con la gestión musical, especialmente compleja cuando se trata de un colectivo sinfónico. Es verdad que tampoco la tenía la antecesora de Vergara, María José Prieto, quien hizo un buen trabajo con la formación del ente público, pero el salto de Ventero de un puesto a otro da que pensar acerca de la importancia que los nuevos responsables de aquella casa dan a su orquesta y coro, como si estos fueran algo que pudiera llevarse sin mayores cualificaciones específicas. No afirmaremos desde aquí que el nuevo gerente vaya a hacer mal las cosas, pero sí que no basta la afición y que su nombramiento no parece basado en criterios estrictamente profesionales. Es verdad que el mayor reto que tiene la orquesta, en piloto automático artísticamente hablando desde el nombramiento como director titular de Miguel Ángel Gómez Martínez, es volver al Monumental lo antes posible desde su exilio escurialense, y no ya a reencontrarse con su público sino a suscitar el interés de una audiencia más amplia en cantidad y en espectro cronológico, hacerse imprescindible para quien la sostiene desde Prado del Rey mientras sus conciertos suscitan, al menos, el mismo interés que el resto de los que se ofrecen en la capital. Es un trabajo apasionante que requiere saber e imaginación, dotes políticas y de gestión. Por eso también es tan difícil aquí, allá y en cualquier parte. Suerte, pues, a Manuel Ventero.

Y permítannos, ahora que han acabado los festivales de verano, una doble cita a los mismos. Primero, darle la enhorabuena a los que, entre nosotros, han hecho buenos números, en parte porque han sabido equilibrar programaciones seguras y, no lo neguemos, un tanto repetitivas año tras año, un poco como el paquete que se compra y se vende. Luego, animarles a una cierta originalidad que no ha de estar reñida con la taquilla. Hemos leído de todo acerca de la oferta operística del Festival de Salzburgo, pero donde parece haber universal consenso es en la personalidad de que lo está dotando su director Markus Hinterhäuser, otra apuesta fuerte en su momento, mostrada este año en la integral de las nueve sinfonías de Beethoven a cargo de Teodor Currentzis y Musica Aeterna. Un repertorio que todo el mundo ama y conoce en manos del maestro más controvertido de la actualidad y que es, cada vez más, una apuesta segura porque no da gato por liebre sino propone caminos coherentes al mando de una orquesta y unos coros ya no solo sorprendentes. ¿Qué festival español se hubiera atrevido a eso en lugar de ofrecer unos cuantos conciertos de esos que el aficionado sabe que son intercambiables en tiempo y lugar? Claro que deben cuadrar las cuentas pero es tan gratificante ponerle un poquito de imaginación a la vida… 

(Editorial publicado en el nº 344 de SCHERZO, correspondiente a Octubre de 2018)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 5 Euros) o en papel (precio: 8,50 Euros) así como cualquiera de las secciones de las que hacemos separatas: Dosier o Discos (precio de cada sección: 2,50 Euros, solo disponibles en PDF).

También está disponible la suscripción online (precio: 50 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter