Ud. está aquíInicio / Octubre 2014 / Entrevista / Greg Sandow

Greg Sandow



Greg Sandow

Greg Sandow, profesor en la Juilliard Music School y crítico de música clásica durante muchos años, habla sobre el presente y el futuro de la música clásica. Unas semanas antes de su ponencia en Madrid sobre cómo la música clásica debe conectarse al mundo en que vivimos hoy, la entrevista presta especial atención al enfoque de la educación musical, al trabajo con los jóvenes y al papel de las instituciones y de los propios músicos en el desarrollo futuro de la música clásica.

Gracias al apoyo de la Dirección General de Industrias Culturales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Greg Sandow estará junto a otros ponentes en el marco de la cuarta edición de la Conferencia de Marketing de las Artes, el 20 y 21 de octubre en Madrid.

¿Cómo se está tratando el tema de las audiencias jóvenes en USA?

Lo que tenemos en USA en estos momentos son numerosas conversaciones que quizás no estén centradas en los problemas que realmente importan. Por ejemplo, son múltiples las iniciativas que persiguen atraer a los jóvenes a los conciertos de música clásica, pero las soluciones que aportan tienen desde mi punto de vista, un enfoque erróneo y, por cierto, muy extendido.

¿Pero se asiste cada vez menos a conciertos?

La estadísticas recogidas por el National Endowment of the Arts de USA (NEA) han analizado la participación y la asistencia a los conciertos de música clásica por décadas y nos indican que cada década bajan los números con respecto a la anterior. Por lo que podemos ver que no es probable que el problema de la asistencia afecte únicamente a los estudiantes universitarios, ni siquiera a los jóvenes, sino también a las personas en los 30, 40 y 50 años. Curiosamente han llegado a una conclusión muy relevante y a la vez alarmante. Si naciste antes de 1943, todavía vas a la música clásica. El hábito viene desde pequeño y dura hasta los días actuales. Si naciste más tarde de 1943, por varios motivos, ya no mantienes el hábito. De tal forma que, no sólo personas en sus 40, 50 y 60 no van y probablemente no irán de forma regular a los conciertos de música clásica en directo.

¿Cómo irradiar a la sociedad más cercana?

El problema de la relevancia está en el corazón de todo el asunto. La música clásica se ve como música antigua, como un monolito de compositores que ya murieron y que se presenta también de una forma antigua. Probablemente, cuando vas a un concierto nadie te hable, el artista no habla con la audiencia como ocurriría en cualquier concierto pop o de cualquier otra música que te guste. Desde la perspectiva de muchos, la música sólo piensa en sí misma. Se dirige a la sociedad para pedirle dinero, pero lo hace con los mismos mecanismos, los dirigen a los mismos patrones y no hace esfuerzos consistentes por conectar con la gente de manera diferente en el momento de presentarse a sí misma.

Hablemos del papel de los directores ejecutivos y de los músicos de las orquestas.

Las orquestas y sus directores ejecutivos son plenamente conscientes de cuál es el problema: “¡Tenemos que hacer algo, tenemos que hacer algo definitivamente!”, pero cuando aparecen nuevas propuestas, éstas no prosperan. Una de las razones que les impide hacer cosas nuevas en busca de audiencias —muy importante— es que necesitan a la audiencia “antigua”, que es quien compra mayoritariamente las entradas y les apoyan con donaciones. Quieren abordar cosas nuevas, poner presupuesto en explorar nuevos caminos, enriquecer el programa, ¿pero de dónde sacar los recursos, o el tiempo en sus agendas ya de por sí ajustadas? ¿A qué renunciamos con las audiencias “antiguas” para favorecer la aparición de nuevo público? Los Directores Ejecutivos se encuentran en una situación difícil de mantener, y para hacer cambios necesitan de la involucración de los músicos. (...)

Raúl Ramos
(Comienzo del encuentro publicado en el nº 300 de Scherzo, octubre de 2014)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 4 Euros) o en papel (precio: 7,50 Euros) así como cualqiera de las tres secciones en la que la hemos dividido: Dosier, Discos o Actualidad (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 40 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter