Ud. está aquíInicio / Marzo 2018 / Entrevista / Franco Fagioli

Franco Fagioli



Franco Fagioli

Siempre hay una buena razón para conversar con Franco Fagioli, pero mucho más en este caso. El contratenor argentino, afincado en Madrid, acaba de publicar su tercer trabajo para el sello Deutsche Grammophon, un recital con las más populares ­—y, también, más hermosas­­— arias operísticas de Haendel. Además, Fagioli estará de gira por España con Il Pomo d’Oro, orquesta con la que ha grabado el disco, este mes: Oviedo y Madrid (días 13 y 15, dentro del Ciclo Universo Barroco del cndm), Zamora (17, en el Festival Internacional Pórtico) y Sevilla (19, en el FeMÀS).

Acaba de aparecer su tercer disco para Deutsche Grammophon, que hace poco más de dos años realizó una importante apuesta por usted, ya que nunca antes había contratado como artista en exclusiva a un contratenor. ¿Cómo resumiría su experiencia en este tiempo?

Ha sido un impulso fundamental, innegable e indudable en mi carrera. Tener detrás al “sello amarillo”, como siempre lo hemos conocido, supone un apoyo importantísimo, porque uno se siente arropado por un equipo de profesionales que tienen una experiencia máxima en su cometido. Que apostaran por mí fue un honor y, por supuesto, lo sigue siendo. 

Primero publicó el Orfeo ed Euridice de Gluck y más tarde, un recital con arias de Rossini. Ahora da un paso atrás en el tiempo y regresa al Barroco, periodo musical en el que más se ha prodigado. 

Dada mi vocalidad, el repertorio con el que me muevo con más frecuencia es el del siglo XVIII, pero hay una realidad: me formé cantando, además de en el Barroco, en el bel canto. Rossini es un poco lo que me define y me resultó muy grato que la compañía discográfica confiara en mí para hacer un repertorio que no es el habitual en un contratenor. La técnica me viene por el bel canto y eso es lo que me permite tener un acercamiento un tanto particular a la música barroca. 

Había grabado varias óperas de Haendel (Berenice, Rodelinda, Teseo y esa cosa llamada Germanico que no se sabe muy bien qué es) y aparecía también un dvd con Il trionfo del tempo e del disinganno. Pero no había grabado ningún disco con arias de Haendel, que es seguramente lo primero que graba un contratenor. 

Es verdad, no me había parado a pensarlo. 

Bueno, eso sí, grabó un disco con arias de Haendel y de Mozart. 

Esa fue mi primera grabación, tras ganar en 2003 el Concurso Internacional Neue Stimenn. ¡Pero, por Dios, cómo se puede usted acordar de ese disco! Eran las arias que había cantado en el concurso. ¿Por qué no he grabado antes un programa Haendel? Pues mire, creo que este álbum llega en el momento oportuno. He querido hacerlo después de transitar por muchos roles de Haendel en la escena. He cantado numerosas óperas suyas y he interiorizado los personajes. Dicho tránsito permite interpretar el aria de otra forma. Por otro lado, este disco es una especie de homenaje a Haendel por haberme iluminado desde el principio de mis días como cantante. 

Ha elegido, salvo en un par de casos, las arias que forman parte del hit-parade haendeliano. En ese sentido, no ha arriesgado mucho. 

La selección la hice después de una charla muy a fondo con la compañía discográfica. ¿Por qué hacer Haendel si no vamos a contarle nada nuevo a la gente, ya que está todo descubierto y grabado? Para mí, un álbum Haendel significaba, más allá de un homenaje a este compositor al que amo, poder ofrecer mi versión de estas arias, que han marcado mi carrera. Las he podido hacer mías, ofrecerlas de la manera más personal y fidedigna posible, tal y como yo entiendo el canto. Son arias, en resumen, que me ponen la piel de gallina. ¿Por qué no cantar Cara sposa a pesar de que la hayan grabado decenas y decenas de veces? ¿Por qué no cantar Scherza infida? ¿Por qué me voy a poner a buscar otras arias de Haendel que nadie ha grabado? Es probable que esas arias que nadie ha grabado también sean maravillosas, pero seguramente ya nos las hemos encontrado antes, porque Haendel, como todo el mundo sabe, reutilizaba una y otra vez su música para nuevas óperas y para cantatas. (...)

Eduardo Torrico
(Comienzo de la entrevista publicada en el nº 338 de la revista Scherzo, de marzo de 2108)

 

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 5 Euros) o en papel (precio: 8,50 Euros) así como cualquiera de las secciones de las que hacemos separatas: Dosier o Discos (precio de cada sección: 2,50 Euros, solo disponibles en PDF).

También está disponible la suscripción online (precio: 50 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter