Ud. está aquíInicio /  Octubre 2013 / Entrevista / Forma Antiqva

Forma Antiqva



Forma Antiqva

Entre los conjuntos que han transformado radicalmente en los últimos quince años el panorama de la música antigua española ocupa un lugar relevante Forma Antiqva, un grupo fundado a principios de siglo por los hermanos asturianos Zapico, Aarón (nacido en 1978), Pablo y Daniel (nacidos en 1983). En apenas una década, Forma Antiqva se ha convertido en uno de los conjuntos más requeridos y valorados por público y crítica tanto en España como en el exterior. El conjunto graba en exclusiva para uno de los sellos más exquisitos y singulares del universo fonográfico mundial, Winter & Winter.

(...) Las grabaciones con un sello internacional del prestigio de Winter & Winter han favorecido, supongo, la proyección exterior del conjunto.

Aarón Zapico.  Foto: Joan CrisolAARÓN ZAPICO.— Sí, claro. Te llaman más, te descuelgan el teléfono, te contestan los mails. Winter hace además encuentros y presentaciones, en Ámsterdam, en Londres… Trabajan mucho y muy bien, están presentes en todos los países. Aunque es una discográfica pequeña y artesanal, están en Spotify, en iTunes, no tienen miedo de hacer cosas nuevas.

Habían hecho antes algunos discos para Arsis e incluso habían producido un DVD por su cuenta. ¿Cómo empezó su relación con Winter?

A. Z.— Llegó un momento en que pensamos buscar un sitio donde nuestras inquietudes encajaran. Valoramos incluso hacer una discográfica, pero en ese momento no nos pareció oportuno. Y entonces empezamos una búsqueda por Internet, así a las bravas, presentándonos y mandando enlaces. Lo mandamos a media docena o así de sellos. Nadie contestó, hasta un día en que me contesta Stefan Winter. De forma muy escueta, que le parecía buena idea, que le gustaba lo que hacíamos, y a ver si hablábamos. Intercambiamos así algún correo y de repente me vi en Múnich, en sus oficinas.

Lo primero que hacen es un programa Haendel…

Daniel Zapico.  Foto: Joan CrisolDANIEL ZAPICO.— Recuerdo que cuando estábamos en la grabación nos dieron el contrato, comprometiéndonos a grabar un disco exclusivo por año… Uf, era la sensación de “esto va en serio”… Y un disco por año es mucho trabajo.

PABLO ZAPICO.— Medio año planificándolo, una semana intensísima grabando, que te quieres morir, y luego otros seis meses editándolo, arreglándolo, fotos, promoción, y cuando terminas ya estás con el siguiente…

A. Z.— Más de un disco al año del grupo es imposible. La relación con Winter & Winter va muy bien. Los procesos de grabación son muy cómodos. Tenemos un convenio con el Auditorio de Oviedo, donde grabamos el último disco, que es de lujo, una auténtica maravilla. Eso no se paga. Luego además tenemos libertad absoluta para elegir los programas.

El nuevo proyecto se llama Opera Zapico y sale ahora al mercado. ¿De qué va?

A. Z.— Concerto Zapico, el primer disco del trío, tuvo y sigue teniendo tanto éxito, que pensamos que una segunda parte de este formato era lo más conveniente después de un proyecto tan grande en todos los sentidos como Las cuatro estaciones. Lo más difícil era elegir algo distinto de las danzas del disco anterior y que fuese bien para la sonoridad tan particular del consort de continuo, y ahí es donde se nos ocurrió que quizá hacer un recorrido por la ópera de la época del repertorio que tocamos con la orquesta y el ensemble de cámara podía ser interesante.

D. Z.— A Stefan Winter le encantó la idea y ahí es donde empezamos a trabajar, a escuchar y estudiar de nuevo todas las óperas con vistas a arreglar las piezas, y a pensar de qué forma podíamos hacer que obras para monodia acompañada por orquesta fuesen interpretadas sólo con nuestros tres instrumentos, que tradicionalmente están relegados a hacer el bajo continuo. Teníamos que encontrar cómo cantar con el clave, la tiorba y la guitarra, y a partir de ahí elegir los momentos musicales que mejor podían funcionar.

Pablo Zapico.   Foto: Joan CrisolP. Z.— En el proceso de edición de los materiales surgió la idea de que nosotros también queríamos tener nuestras prime donne pero siguiendo con el concepto del disco, así que pensamos en arias para que las “cantasen” Lluis Coll con el cornetto, Alejandro Villar con la flauta de pico y François Joubert-Caillet con la viola da gamba. Y ya puestos a imaginar un espectáculo barroco que fuese total nos faltaba un coro, y elegimos a El León de Oro, que es un coro que está trabajando de forma excelente en Asturias y con el que este año interpretamos La Pasión según san Juan y un percusionista como David Mayoral para dotar al disco de los efectos que tanto gustaban al público barroco…

A. Z.— No podemos estar más contentos con el resultado, tenemos una pequeña ópera imaginaria, que va desde el Orfeo hasta Don Giovanni y que recorre todas las escenas de los afectos hasta el Clasicismo pasando por Haendel, Lully, Rameau, J. C. Bach, Mozart, Purcell, Cavalli, Nebra, Caldara y Monteverdi, todo en miniatura y siempre desde nuestra forma de entender la música. (...)

Pablo J. Vayón

(Extracto de la entrevista publicada en Scherzo nº 289, octubre de 2013)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 3,50 Euros) o en papel (precio: 7 Euros) así como cualqiera de las tres secciones en la que la hemos dividido: Dosier, Discos o Actualidad (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 35 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter