Ud. está aquíInicio / Febrero 2016 / Opinión / Datos que enseñan

Datos que enseñan



Datos que enseñan

La estadística acerca de lo que ha sido la música clásica durante 2015 que ha elaborado la página web Bachtrack resulta un trabajo tan interesante como aleccionador. Refleja la pura realidad e indica que, salvo allá donde se pueda huir de las modas y autoabastecerse culturalmente, la globalización en el mundo de la música es tan evidente como difícilmente reversible, no en vano la principal consecuencia de unas tecnologías que han venido para quedarse es esa. Más difícil parece extrapolar resultados de ventas de discos por más que igualmente el recurso a la venta online o vía internet resulta cada vez más habitual, probado como está que, salvo honrosas excepciones de todos conocidas, el punto de venta agoniza por inanición unas veces y por pura inanidad otras.

Pero yéndonos a la estadística vemos, por ejemplo, que España es el tercer país en el que más música contemporánea se ofrece, sólo por detrás de Suecia y de Estados Unidos, lo que, en principio, no parece que esté mal —se diría que está muy bien—aunque ya sabemos que nunca estará suficientemente bien la atención que se preste al presente, sobre todo para los que forman parte de él. Habría que ir más allá y ver cuánta de esa música es indígena y cuánta foránea, teniendo en cuenta que tanto los nórdicos —curioso que no esté Finlandia por delante de España— dedican mucha atención al producto nacional, lo cual no es ni mejor ni peor pero siempre significa algo.

Que la Orquesta Nacional de España ocupe el puesto decimosegundo en número de conciertos, 91,entre las orquestas del mundo no deja de ser, si no necesariamente un reflejo de su magnífica calidad reciente, sí de su buena política de actividad permanente. Se dirá que lo importante es cuánta gente los disfrute. Pues bien, raro es el programa que no tiene un índice de ocupación muy elevado y en los próximos años veremos la consecuencia, positiva o no tanto, de sus proyectos de atracción de públicos nuevos. Extraordinariamente significativa es la diferencia en el número de conciertos que separa a la OCNE de la segunda clasificada en el escalafón español, la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña, que llega a los 49. El otro dato interesante relativo a nuestro país es que el tenor Ismael Jordi fue el cantante más ocupado del mundo en 2015.

El repertorio refleja desde el principio que este mundo de la clásica sigue apegado al pasado o a un presente en Andante comodo del que no se aleja demasiado, no vaya a ser que las audiencias se molesten más de la cuenta. La entrada más importante entre los diez compositores más interpretados ha sido la de Jean Sibelius en el sesquicentenario de su nacimiento.  El compositor vivo más interpretado es, como no podía ser de otra manera, Arvo Pärt y el muerto, igualmente, Beethoven y su Quinta Sinfonía.

Las mujeres siguen estando muy atrás en número de actuaciones, por más que poco a poco la cosa vaya cambiando. La más solicitada es Kriistina Poska, Kapellmeisterin en la Komische Oper de Berlín, pero sólo cuatro están entre los cien directores de orquesta más solicitados, hombres y mujeres. Esperemos si se confirma el nombramiento de la lituana Mirga Grazinyté-Tyla como sucesora de Andris Nelsons en la titularidad de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham. Es esta cuestión de las mujeres algo que tiene decididamente que ver con lo más rancio de las costumbres musicales. No es un asunto de cuotas, naturalmente, pero sí de educación, de cultura, de estar en un mundo en el que la música ha de luchar también no por una igualdad regalada sino por una igualdad de oportunidades que ha de nacer de la apertura de mente de los propios músicos y de los públicos que van a escucharlos.

Editorial publicado en la revista Scherzo nº 315, febrero de 2016.

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 4 Euros) o en papel (precio: 7,50 Euros) así como cualquiera de las secciones en la que la hemos dividido: Dosier o Discos (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 40 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter