Ud. está aquíInicio / Abril 2018 / Noticias / CRÍTICA / Nuevo mensaje de "El diluvio de Noé"

CRÍTICA / Nuevo mensaje de "El diluvio de Noé"


Jerez. Teatro Villamarta. 20-IV-2018. Britten, El diluvio de Noé. Ángel Rodríguez, Leticia Rodríguez y Felipe García Vélez. Director musical: José Miguel Román. Director de escena: Eduardo Aguirre de Cárcer.  

José Antonio Cantón

El cierre de la temporada lírica 2017/2018 del Teatro Villamarta estuvo protagonizado por una nueva producción de esta ópera de Britten, que ya fue representada en este escenario en diciembre de 2007 con gran éxito de participantes y público. El mismo resultado se ha vuelto a repetir en esta ocasión, desde la nueva sensibilidad que han aportado los principales responsables artísticos: Eduardo Aguirre de Cárcer en lo referente a la escena, y su colega musical José Miguel Román, que han sabido aunar criterios para la representación de esta ópera de Britten, basada en un texto del siglo XV perteneciente a uno de los dramas religiosos medievales referido a ese episodio bíblico, que contiene la colección conocida como los Misterios de Chester.

El resultado ha sido un espectáculo operístico participativo, en el que han intervenido distintos colectivos pedagógicos y educativos, así como de integración, que han obligado a un ímprobo trabajo de montaje y coordinación de voluntades, ya que la participación infantil era muy mayoritaria en esta producción del Centro Lírico del Sur, como también es conocido el teatro municipal jerezano. Aguirre de Cárcer ha querido contextualizar la historia en la actualidad en los que un genocidio latente e implacable está degradando la vida en todas sus manifestaciones, apuntando la necesidad de una Nueva Alianza que ha de venir con la asunción de nuevos paradigmas de convivencia entre los hombres y renacidos valores derivados de su dignidad, para los que el arte es un vehículo esencial de liberación. 

Esta intención se ha hecho patente en esta particular puesta en escena de la historia del justo varón descrito en la Biblia, en la que se ha introducido una obertura con sonido electrónico que predisponía al espectador a entender el enfado divino ante la degradación de aquellos descendientes de Caín. Este planteamiento ha sido debatido entre los distintos colectivos que han participado en esta representación con un resultado verdaderamente admirable, dada la disciplina mantenida por la chiquillería en la compleja acción, y la digna respuesta musical de las escuelas de música y los distintos coros que han intervenido. El silencio del público, en su gran mayoría infantil, mantenido a lo largo del toda la representación indicaba hasta qué punto el espectáculo atrajo su atención y caló en su sensibilidad. Este ha sido el gran éxito de esta ópera que ha concitado la ocupación de más de trescientas personas unidas por el deseo de hacer arte pensado y organizado para provocar la reflexión en las generaciones venideras ante las grandes encrucijadas que aparecen  en el futuro de la humanidad propiciadas por el sin escrúpulos salvaje sistema económico del mercado que incluso pone precio a los sentimientos.

El otro gran éxito de este montaje operístico ha sido que el Teatro Villamarta se ha transformado en convergente centro de participación ciudadana, implicando a instituciones, familias, colegios y colectivos a los que ha sabido repartir funciones y actividades desde un ideal estético, consiguiendo una respuesta verdaderamente encomiable, lo que demuestra cómo el arte ha de servir para superar esta etapa transmoderna que nos toca vivir, carente cada vez más de un sentido humanístico en la que el hombre parece abocado a ese nuevo paso evolutivo que está significando ser el clónico homo tecnologicus, perfectamente manejable por los cada vez más concentrados entes de poder.

Todo funcionó con eficacia escénica y resolutiva respuesta musical, lo que hizo de esta ópera una más que interesante experiencia para chicos y mayores, resultado que ha justificado con creces la apuesta del Teatro Villamarta por seguir sembrando afición a la ópera justificando una vez más su sobrenombre de Centro Lírico del Sur.

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter