Ud. está aquíInicio / Marzo 2018 / Noticias / CRÍTICA / Madrid fue Versalles

CRÍTICA / Madrid fue Versalles


Madrid. Capilla del Palacio Real. 14-II-2018. La Reverencia. Obras de D'Angelbert, Charpentier, Lambert, Caix d'Hervelois, Du Mont y Couperin.

Eduardo Torrico

Duo Seraphim, clamabant alter ad alterum... "Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: 'Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria'" (Isaías 6:2-3). Este texto bíblico ha sido fuente de inspiración para infinidad de compositores. Tomás Luis de Victoria, por ejemplo, compuso con él uno de sus más celebrados motetes. El Barroco francés se nutrió igualmente del texto del profeta. Henry Du Mont, uno de los cuatro sous-mâitres que se encargaron de la dirección de la Chapelle Royale de Vewrsalles cuando Luis XIV decidió reorganizarla, escribió un Duo Seraphim en 1681, apenas tres años antes de su muerte. Aseguran que fue una de las piezas favoritas del Rey Sol, aquellas que solían sonar en su ambiente más íntimo y que en no pocos casos estaban inspiradas y adaptadas a su propio instintos artístico, que no era desdeñable.

La capilla del Palacio Real de Madrid se convirtió por una tarde en Versalles y los dos serafines a los que se refería Isaías fueron dos sopranos extraordinarias por separado, pero difícilmente superables cantando a dúo: Perrine Villiers (francesa, pero formada en la Schola Cantorum Basiliensis) y Dagmar Saskova (checa, pero formada en el Centre de Musique Baroque de Versalles). Eran, en efecto, dos ángeles bajados del cielo, acaso para recordarnos que, como decía Nietzsche, "sin música, la vida sería un error". De nuevo se hizo el milagro: solo música, sin ruidos. El Festival de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid ha conseguido lo que todos pensábamos que jamás lograría nadie: que durante un concierto no haya toses, ni carraspeos, ni cuchicheos, ni caramelos luchando por no salir de su insurrecto envoltorio de celofán... Lo que en otras partes es una excepción, aquí se ha convertido en la bendita tónica general.

Villiers es francesa (con un excelente dominio del español, dicho sea de paso) y Saskova es como si fuera francesa, pero el núcleo activador de este programa es ciento por ciento español, demostrando que hoy en día tenemos un ramillete de músicos en España que son capaces de hacer el Barroco francés tan bien —o mejor, incluso— que los propios franceses. La Reverencia en esta ocasión estaba formada por la violagambista Sara Ruiz, por el tiorbista Rafael Muñoz y por el clavecinista y organista (director artístico, asimismo, del grupo) Andrés Alberto Gómez. Suyo era un programa que comenzó con un bellísimo preludio para clave de D'Anglebert, al que siguió la Tercera lamentación del Miércoles Santo de Charpentier. Fue entonces cuando los dos serafines ocuparon todo el espacio de la capilla real. Y ya no lo abandonaron.

Tras el maravilloso air de cour Ombre de mon amant de Lambert (tal vez, el músico favorito de Luis XIV), vinieron varias piezas del Primer libro de Caix d'Hervelois, prodigiosamente interpretadas por Ruiz, con el sutil acompañamiento de Muñoz y Gómez. La intensidad fue in crescendo con dos obras de Du Mont: el ya reseñado Duo Seraphim y el Quam dilecta. De nuevo el turno para Lambert (Par mes chants tristes et touchants) y para Charpentier (el achaconado Sans frayeur), al que siguió otra chacona (esta vez, puramente instrumental) de Couperin. Y el glorioso remate: ni más ni menos que la grandiosa Tercera lamentación para el Miércoles Santo del susodicho François Couperin. Éxtasis absoluto. Después de una hora de música tan sublime y tan primorosamente interpretada, resultaba imposible no salir levitando del Palacio Real. Madrid fue por un momento Versalles. Ojalá que no tarde mucho en serlo de nuevo.

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter