Ud. está aquíInicio / CRÍTICA / Ciclo de Música(s) Contemporánea(s) de Sevilla: Tesón y aciertos pese a todo

CRÍTICA / Ciclo de Música(s) Contemporánea(s) de Sevilla: Tesón y aciertos pese a todo


Sevilla. Teatro Central. Del 14-II al 26-V-2018. Ciclo de Música(s) Contemporánea(s). Trío Arbós y David de Jacoba. Ensembles Barenboim-Said. Juan Carlos Garvayo y Javier Povedano. Alberto Rosado. Zahir Ensemble. United Instruments of Lucilin. Taller Sonoro.

Ismael G. Cabral 

Auspiciado por la Junta de Andalucía, el Ciclo de Música(s) Contemporánea(s) —los paréntesis son un invento reciente— lleva celebrándose 20 años desde que tomó el testigo de Festival de las Artes Sibila que impulsó Juan Carlos Marset. Dos décadas que han dejado un reguero importantísimo de conciertos y presencias fundamentales para la vida musical de Sevilla, aunque el pulso nunca ha sido del todo firme y por las rendijas se han colado —y siguen haciéndolo— propuestas de muy poco fuste. En esta edición además hemos de lamentar el repentino fallecimiento de uno de sus principales valedores, Ángel Gómez Aparicio.

Taller Sonoro clausuraba el encuentro el pasado 26 de mayo con un concierto que devino en acontecimiento, el estreno de Tras los muros, del compositor brasileño Aurélio Edler-Copes. Una obra de casi 50 minutos que funciona por bloques y que aniquila cualquier atisbo de desarrollo o discursividad en favor de la exploración de un sonido marmóreo y fuertemente electrificado gracias a unos amplificadores de guitarra eléctrica que imprimieron un tono no lejos del Luigi Nono más combativo. La incrustación fonética del Poema sujo que el poeta Ferreira Gullar escribió en el exilio otorgó empaque intelectual a una propuesta en la que el grupo sevillano debe profundizar, pues tiene en ella uno de los trabajos más relevantes de cuantos ha defendido.

Los músicos luxemburgueses de United Instruments Of Lucilin pugnan con fuerza por situarse como una más de las formaciones fundamentales en materia de nueva música que pueblan Centroeuropa. Trajeron un programa muy bien urdido aunque poco novedoso en la conjunción de Bach (sus Goldberg) con obras de autores actuales, entre las que sobresalieron las piezas de Xenakis (Rebonds) y, sobre todo, el extraordinario y frenético trío Bulb de Donnacha Dennehy. El ambicioso conjunto local Zahir Ensemble pinchó esta vez con una partitura puramente funcional y excesivamente nerviosa de Martin Matalon, la que pensó para acompañar la proyección de Metrópolis, de Fritz Lang, que fue ofrecida con graves desajustes en el subtitulado. 

Y el pianista Alberto Rosado se fajó a solas con su ambicioso proyecto e-piano, un ramillete de intrincadas composiciones para piano, electrónica y vídeo que, en su conjunto, funcionan como una obra importante, con notables aportaciones de Hilda Paredes, Jesús Navarro y Cristian Morales.Apreciamos el esfuerzo demostrado por los jóvenes instrumentistas del Ensembles Barenboim-Said que Fabián Panisello preparó para la ocasión. Varèse, Webern, Castillo, Ligeti y un poco matizado estreno de César Camarero fueron expuestos con mayor intención que profundidad dentro de una iniciativa que ha de seguir desarrollándose. También comparecieron el Trío Arbós en un programa crossover con el cantaor David de Jacoba y Juan Carlos Garvayo y el barítono Javier Povedano intentando defender un endeble y somnoliento ciclo de canciones de Roberto Sierra.