Ud. está aquíInicio / CRÍTICA / Amena simplicidad musical

CRÍTICA / Amena simplicidad musical


Granada. Auditorio Manuel de Falla. 06-X-2017. Orquesta Ciudad de Granada. Solistas: Annika Berscheid y Peter Biely (violines). Director y violonchelista: Jozef Luptak. Obras de Breiner, Burlas, Donizetti, Godár y Luptak.

José Antonio Cantón

Con la colaboración del Fondo de Cultura del Ministerio de Cultura de Eslovaquia, la Orquesta Ciudad de Granada (OCG) ha dado contenido a su concierto inaugural de temporada titulado "Clásico, contemporáneo y Beatles", haciendo así alusión a los estilos que se daban en el programa. El hecho de que aparecieran obras del mítico cuarteto pop británico, produjo cierta curiosidad y expectación en los espectadores pertenecientes, en su mayoría, a la generación de los componentes del famoso grupo liverpuliense.

Su música cerró la primera parte del concierto después de interpretarse dos obras del periodo clásico y romántico pertenecientes, respectivamente, a Haydn, Divertimento en Mi bemol menor Hob.II/39, y Donizetti, Concertino para violín, violonchelo y orquesta en Re menor. En la primera, la OCG transmitió con una mejor coherencia estética, dada su natural experiencia en la interpretación de las composiciones de la Primera Escuela de Viena. Su Haydn, académico en la forma y efectivo en la expresión, terminó siendo el mejor exponente de su actuación, pese a la simplicidad diletante de esta página escrita el año 1761 y que, para algunos tratadistas, es de dudosa atribución. La orquesta se dividió y parte de ella se situó en una galería de la sala para crear eco, término que da sobrenombre esta amena composición.

Por su parte, la sencilla pieza del maestro bergamasco se desarrolló dentro del pensamiento operístico de este autor, en la que el violín y el violonchelo sustituyen las voces de soprano y barítono con un mimetismo de elocuente identificación, aunque con escaso fuste emocional, dado el carácter repentino de su arromanzado discurso, producto de limitada inspiración y sustentado en elemental canon académico.

La sólida formación del músico eslovaco Peter Breiner se nota sobradamente en sus adaptaciones a orquesta de cámara de temas de los Beatles, ajustándose a distintos estilos barrocos, como se pudo apreciar de la selección que dirigió su compatriota Jozef Luptak, que destacó en el adagio de la pieza titulada Fool on the Hill con un solo de violonchelo. En ella, quedó patente el irregular carácter tímbrico de su instrumento, una condición que en cierto modo quedó enmascarada con el percutivo acompañamiento gutural, con el que implementó dos solos de su autoría en los que se pudo escuchar una pequeña muestra de sonidos beatbox de rapero efecto.

El estreno absoluto de Tres antiguas danzas griegas del presburgués Vladimír Godár produjo sensaciones musicales más coherentes implementados por ciertos motivos que recordaban, en algunos compases, a Richard Strauss y a Erik Satie, ocultos inspiradores de esta obra que mantiene cierto interés técnico en su estructura. Se cerró así una actuación que, como poco, generó cierta división de opiniones en el público.