Ud. está aquíInicio / Febrero 2018 / Entrevista / Carles Magraner

Carles Magraner



Carles Magraner

Carles Magraner (Almusafes, 1962), violagambista y violonchelista, ha dedicado cuerpo y alma en los últimos treinta años a dirigir la Capella de Ministrers, un ensemble que supera la cincuentena de discos grabados de música antigua en general, y de la española en particular. En torno a ella ha conseguido crear una infraestructura cultural que ha sobrevivido a la crisis. Acaba de conseguir el Premio Internacional de Música Clásica (ICMA, por sus siglas en inglés) en la categoría de Música Antigua, por su disco “Quattrocento”, un auténtico espaldarazo, no solo a un disco, sino a una trayectoria.

¿Qué supone conseguir este galardón?

El premio ICMA nos ha hecho muy felices a mí y a todo el equipo. Supone un reconocimiento a la labor de recuperación, investigación y difusión de nuestro patrimonio musical y, además, espero que sirva para dar una proyección internacional a nuestra música y a nuestros músicos. Si no es por estos medios, nuestra labor difícilmente alcanzaría esa trascendencia, por lo que no podemos estar más agradecidos. (...)

En España es difícil montar una estructura que viva profesionalmente de la música ¿Cómo la ha hecho posible Capella de Ministrers? ¿Cuánta gente depende profesionalmente de ella?

Siempre cuesta montar una estructura para vivir de la cultura, vivir del arte o de una pasión como la música. Se ha conseguido a base de seriedad, de tener un equipo profesional, de constancia, de convencimiento en un proyecto y, sobre todo, de rigor. Para ello hay que creer en las posibilidades, no solo de los que trabajaban en el entorno del proyecto, sino de los propios músicos españoles con los que he trabajado. Sin contarlos a ellos, disponemos de la infraestructura de una empresa discográfica, de una asociación cultural desde hace dos años, de una fundación... Unas diez personas, en total. 

Ha comentado algo importante por lo que le quería preguntar, los músicos españoles. En un país como este, ¿no era más sencillo contar con músicos de fuera, más versados en estas lides?

En este campo, la mía ha sido una apuesta doble: por una producción autóctona y, también, por unos músicos de aquí. Y rescatar la música española con músicos españoles y con una producción española, es un reto, créame, bastante complejo. Me enorgullezco de contar con un núcleo duro de músicos que permanece estable en estos treinta años. Algo difícil porque se ponen en juego ya no solamente las relaciones profesionales sino también las personales. Subimos a un escenario teniendo la confianza plena de que iniciamos un viaje del cual sabemos el rumbo y sabemos que llegaremos al puerto determinado consiguiendo lo que nos habíamos propuesto, que al fin y al cabo es emocionar al público. O, simplemente, hacerles un poco más felices. Obviamente, también he colaborado con artistas extranjeros puntualmente o de forma más continuada, pero la referencia siempre ha sido potenciar lo que tenemos, no despreciarlo.

Cuéntenos más sobre esta reciente fundación a la que antes aludía.

La Fundació Cultural CdM, Centre Internacional per a la Música, la Tradició i el Patrimoni de la Corona d’Aragó, supone la puesta en valor de una herencia musical de notable importancia para la historia musical de occidente desde Valencia. Tal vez, y desde la modestia, pensando ya en dejar un legado.

¿En qué está embarcado ahora Carles Magraner?

Estoy diseñando diversos proyectos musicales en torno al Festival Arrels, en Torrente, el Festival del Renaixement en el Monasterio de San Miguel de los Reyes y Early Music Morella, que este año enlaza conceptualmente con el Festival Arrels y con el próximo trabajo discográfico de Capella de Ministrers en torno al Grial. En marzo estaré impartiendo el Curso de Música Antigua Acadèmia CdM en colaboración con la Universitat de Valencia. Como plato fuerte para 2018 preparo una propuesta escénica sobre los inicios de la ópera, los intermezzi musicales. (...)

 

Josemi Lorenzo Arribas

(Estracto de la entrevista publicada en el nº 337 de SCHERZO, de febrero de 2018)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 5 Euros) o en papel (precio: 8,50 Euros) así como cualquiera de las secciones de las que hacemos separatas: Dosier o Discos (precio de cada sección: 2,50 Euros, solo disponibles en PDF).

También está disponible la suscripción online (precio: 50 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter