Ud. está aquíInicio / Junio 2013 / Opinión / Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina



Antonio Muñoz Molina

Hoy, 5 de junio de 2013, le ha sido concedido el Premio Principe de Asturias de las Letras 2013 a nuestro colaborador Antonio Muñoz Molina. Enhorabuena a Antonio y a todos nosotros, lectores y amigos de la revista.
Este es el artículo publicado en el número de Scherzo del pasado mes de mayo dentro de su sección "La música extremada".

UN CLAMOR LEJANO

Una música popular que nunca fue transcrita ni grabada va desapareciendo poco a poco, según van muriendo los que la practican, y no deja ningún rastro, o casi, porque los cambios en la forma de vida hacen que la gente abandone con alivio las costumbres del pasado y de la pobreza. Circunstancias excepcionales permiten el milagro de la supervivencia: en pequeñas islas en la costa de Georgia y de South Carolina se conservan testimonios vivientes de una tradición que estuvo extendida por las zonas costeras del Sur, donde los esclavos habían trabajado no en plantaciones de tabaco ni algodón sino de arroz. Es una tradición completamente africana, como la de aquellas danzas multitudinarias en círculo que algunos testigos blancos recordaban haber visto los domingos en una plaza de Nueva Orleans a la que llamaban Congo Square. Los esclavos, los desarraigados, los sometidos, preservan una parte de la memoria del mundo en el que vivieron, y la transmiten a sus hijos. Los antiguos cultos animistas se contagian de un cristianismo bíblico en el que a los esclavos no les cuesta nada reconocer su propia experiencia amarga de cautiverio y anhelo de regreso a la tierra prometida.

De esa mezcla sale la música prodigiosa de los Spirituals y el Gospel. Pero también una variedad  menos sofisticada y mucho menos conocida, el Ring Shout, que se mantiene más cerca de la tradición africana, y que es tan austera que no incluye instrumentos musicales, ni siquiera de percusión: tan sólo las manos batiendo palmas, los pies golpeando el suelo o arrastrándose sobre él, un bastón para gobernar el ritmo. Una voz sola clama y el coro le responde. La mitad de la formación son hombres, la mitad mujeres. Hombres y mujeres danzan en círculos separados que a veces se unen, con  movimientos austeros, las mujeres oscilando ligeramente las caderas, arrastrando los pies sobre la madera resonante de un tablado o sobre la tierra dura. Las manos hacen gestos alusivos al tema de cada canción: cuando se llama a coro al arcángel Gabriel para que haga sonar su trompeta y detenga así con el anuncio del Juicio Final las iniquidades del mundo, las manos se ponen delante de la boca como para hacer de bocina; al cantar una nana los brazos se cruzan como para abarcar el cuerpo de un bebé; una canción que trata de cómo Moisés llevó al pueblo elegido a través del mar Rojo es acompañada por el movimiento lateral y acompasado de los brazos, como de una multitud en formación. Las hermosas palabras de la Biblia inglesa del rey James traída por los esclavistas alimentan la esperanza y el deseo de justicia y venganza de los esclavos: cuando el ejército del Faraón ha entrado en el camino abierto por Moisés en las aguas del Mar Rojo, las aguas se cierran ahogando a los soberbios que se creyeron omnipotentes. El círculo gira en dirección contraria a las agujas del reloj: las manos se levantan sobre las cabezas con ese mismo gesto estático que se ve con frecuencia durante los servicios en las iglesias de Harlem, una actitud inmemorial que ya estaba en los orantes de las catacumbas paleocristianas.

La danza en círculo, los movimientos de caderas, las rodillas un poco flexionadas, los pies que avanzan rítmicamente y al mismo tiempo restregándose contra el suelo, el clamor de las voces, su cadencia binaria de llamada y respuesta: lo despreciado, lo secreto, se ha mantenido intacto desde una lejanía de siglos y de viajes infernales en barcos de esclavos. Algo muy hondo dura en esa música.

Antonio Muñoz Molina

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter