Ud. está aquíInicio / Bitácoras / El Blog | Benjamín G. Rosado

El Blog | Benjamín G. Rosado




El Yin y el Wang

El Yin y el Wang

No es ningún secreto que Brahms compuso sus tres Sonatas para violín y piano pensando en Clara, aunque en su última grabación de los opus 78, 100 y 108 los ejecutivos de la Decca han querido rendir homenaje al amigo (Robert) y marido (Schumann). Que sufría un trastorno bipolar equivalente a la presencia de Leonidas Kavakos y Yuja Wang en la portada de un mismo disco con su correspondiente gira de conciertos.



Scarlatti en clave contemporánea

Scarlatti en clave contemporánea

Llega a Madrid la pianista Irene Veneziano para inaugurar el 9 de octubre la cuarta temporada del Ciclo de las 555 Sonatas de Scarlatti que organiza el Instituto Italiano de Cultura. Una odisea y una osadía (no se recuerda una integral parecida en España) que ha reabierto el debate en torno al grado de compatibilidad del piano moderno y el repertorio barroco. No se trata, en cualquier caso, de reivindicar estilos o fórmulas sino de confirmar la vigencia del legado scarlattiano.



Stravinsky en 3D

Stravinsky en 3D

No se entiende el Festival de Lucerna sin la nómina de orquestas (Filarmónicas de Berlín y Viena, Concertgebouw, Gewandhaus de Leipzig, Birmingham), la factura de directores (Barenboim, Rattle, Jansons, Dudamel, Chailly, Haitink, Nelsons) ni la plantilla de solistas (Mutter, Lang, Bartoli), pero tampoco sin su tradicional desfile de talentos emergentes. Que ocupó a Abbado al frente de la Orquesta del Festival y sigue preocupando a un convaleciente Boulez.



Strauss & Strouse

Strauss & Strouse

No olvidará Deborah Voigt su último recital en el Festival de Ravinia (Illinois). La habían convocado una tarde soleada de domingo Ted Sperling y la Sinfónica de Chicago para un programa en torno a los musicales de Broadway. Sirvió la obertura de Candide de Bernstein de alfombra roja para la diva, que apareció vigorosa y enfundada en lentejuelas. “Vengo a cantar Strauss…”, anunció muy seria como preámbulo a la broma: “¡Mi queridísimo Charles Strouse!”.



Barenboim o los penaltis

Barenboim o los penaltis

Tiene Daniel Barenboim 71 años y cuatro pasaportes, pero cuando se trata de fútbol el maestro multipatriota reivindica sus orígenes bonaerenses animando a la selección argentina. Y en Brasil con más motivo. Aunque sólo sea porque España ha hecho el ridículo e Israel no consiguió clasificarse ni con ayuda de dos senadores republicanos que pedían sancionar a Rusia por la ocupación de Crimea. Lo que habría sentado un precedente importante y dejado a Estados Unidos sin equipo de soccer hasta el Mundial de 3015 que preparan Gallardón & Botella.



Cuestión de estilo

Cuestión de estilo

Pongamos que Haydn, Beethoven y Mozart quedaran una tarde para hablar de sus cosas e intercambiar batallitas (“¡qué tiempos aquéllos!”) sobre el nacimiento de la sinfonía, el desarrollo de la forma sonata y el progreso de la ópera. Y que por alguna razón terminaran jugando al Scrabble y, algo más tarde, enzarzados en una acalorada discusión por el recuento de las letras y los puntos. Digamos que el sentido del humor de Mozart exaspera a un ya de por sí malhumorado Beethoven, y que Haydn trata en vano de poner un poco de orden.



Abbado sea Dios

Abbado sea Dios

Perseguir tornados perjudica seriamente la salud. Mas allá de que uno pueda ser devorado por un vórtice o golpeado mortalmente en la cabeza por un hielo del tamaño de una pelota de béisbol, los stormchasers o cazadores de tormentas someten sus cuerpos a condiciones extremas de velocidad en furgoneta e ingestas desproporcionadas de comida basura. Porque no hay tiempo que perder en restaurantes, me dicen, y porque cualquier gramo de más ayuda a mantener los pies pegados al asfalto.



Giulini, 100 años

Giulini, 100 años

Antes de llegar a Oklahoma City y calzarme el sombrero de vaquero, tuve ocasión de visitar la casa donde vivió Stravinsky en Los Ángeles. Está en el 1260 North Wetherly Drive e impresiona por su silencio. No llega a esta parte del West Hollywood el ruido del tráfico, ni tampoco el zumbido habitual de los peatones. Se diría que hasta los perros se abstienen a ladrar en este tramo de calle.



Vino & vinilo

Vino & vinilo

Camino de Los Ángeles, me cuenta John Axelrod (Houston, Texas, 1966) que padece un extraño trastorno sinestésico. Su cerebro confunde las sensaciones que le producen una gran sinfonía y un buen vino, quizá porque para el director principal de la Sinfónica Giuseppe Verdi de Milán música y gastronomía siempre han ido de la mano. “Al fin y al cabo todo consiste en alcanzar la armonía y procurar el equilibrio entre las partes”, me explica con indisimulado entusiasmo.



El viaje

El viaje

Veinte años ha vivido Annie Proulx entre los humedales y praderas que rodeaban su casa de Saratoga. Cloud Bird era el nombre del rancho, que acaba de vender, y también el título de unas memorias en las que cuenta su experiencia en plena naturaleza. “Se llaman así porque el día en que me trasladé a Wyoming una enorme nube con forma de pájaro flotaba en el cielo…”. Tras el estreno en Madrid de la versión operística de Brokeback Mountain, la escritora estadounidense se prepara para iniciar una nueva vida en Seattle, una de las ciudades más avanzadas de la geografía norteamericana.