Ud. está aquíInicio / Bitácoras / Luis Suñén / Miguel Angel Barcos o la sabiduría del oficio

Miguel Angel Barcos o la sabiduría del oficio




PorLuis Suñén - Publicado el 03 Junio 2011

Miguel Angel Barcos o la sabiduría del oficio

Me acabo de enterar de que ha muerto Miguel Angel Barcos. Miguel Angel fue un maravilloso técnico de sonido, uno de los mejores que he conocido en mi vida y uno de los primeros con los que trabajé cuando comencé a colaborar con Radio Clásica hace más de veinte años. Miguel Angel, con su bonhomía y su cordialidad, con ese volumen propio de quien da la sensación de saber vivir, me ayudó a defenderme de la ferocidad de otros técnicos que se aprovechaban de mi bisoñez para desahogarse no se sabe muy bien de qué cosas. Conocía a la perfección su oficio y a los de su oficio y en ello se entendía a las mil maravillas con Lucho Alonso, que nos dejó antes, también demasiado pronto. Los dos sabían de lo suyo lo que no está escrito y ahí están pruebas tan memorables como la Iberia que grabó, para Naxos, Guillermo González. Al mismo tiempo, Miguel Angel podía ser un fabuloso analista del trabajo ajeno y distinguir si esta o aquella grabación eran responsabilidad de cualquiera de los mejores técnicos de sonido de ayer y de hoy. Distinguía como en una cata a ciegas a unos de otros, lo sabía todo de ellos y de su forma de trabajar. Aprendí de él esas cosas que sólo saben de su oficio los que lo aman de verdad, los que lo ejercen con sabiduría y dignidad.